Neurofelicidad aplicada: Reducir el estrés practicando mindfulness

 

FOTO FERNANDO GESTALDO

Fernando Gestaldo Lázaro, Director General Compañía sector Ingeniería

Licenciado en Ciencias Empresariales, Máster en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva, Máster MBA por la Universidad Europea de Madrid, Executive Coach, Máster Practioner en Programación Neurolinguística. Vicepresidente de la Asociación Nacional de Inteligencia Emocional. Formador como freelance para Universidades en Valencia y Castellón en programas de postgrado, Escuelas de Negocios y Consultoras en áreas de Couching y Habilidades Directivas: liderazgo, neurociencia, comunicación, gestión de equipos y gestión de conflictos.

Miembro del Equipo Docente del Máster en Neurofelicidad Aplicada de la Universidad de Valencia

____________________________________________________________________________________________________________

La palabra inglesa “mindfulness” en una traducción del término”sati” del idioma pali que denota conciencia, atención y recuerdo (Siegel y cols., 2009). En castellano, siguiendo a John Kabat-Zinn “mindfulness significa prestar atención de una manera especial: intencionadamente, en el momento presente y sin juzgar”, es decir, “atención o conciencia plena”

budaJohn Kabat-Zin es el fundador del Programa de Reducción de Estrés Basado en la Atención Plena (MSBR por sus siglas en inglés). Este programa y sus prácticas han sido objeto de estudio desde hace más de 30 años en la Universidad de Masachussetes, y es utilizado actualmente en centros médicos, hospitales y clínicas de todo el mundo. MSBR ha demostrado ser muy eficaz en la reducción del estrés y los problemas médicos asociados al estrés como la ansiedad, el pánico y la depresión. 

El MBSR influye positivamente el modo en el que el cerebro procesa, en situaciones de estrés, las emociones, facilitando que en determinadas regiones de la corteza prefrontal se produzca una reducción en la activación del lado derecho y una mayor activación del lado izquierdo, un cambio asociado a un mayor equilibrio emocional. Una mayor actividad de la parte izquierda de la corteza prefrontal se asocia a emociones positivas como la dicha, el entusiasmo, la ilusión, etc. Por el contrario, una mayor activación en la parte derecha se asocia a emociones negativas.

También sabemos que la práctica del mindfulness provoca cambios en la estructura cerebral al aumentar el grosor de ciertas regiones cerebrales como el hipocampo, que desempeña un papel muy importante en el aprendizaje y la memoria, y reducir el grosor de otras como la amígdala derecha, una estructura del sistema límbico (también conocido como cerebro emocional o mamífero) que regula las reacciones basadas en el miedo. Nuestro premio Nobel D. Santiago Ramón y Cajal no hablaba metafóricamente cuando decía que podemos ser escultores de nuestro propio cerebro.

La idea central del concepto de neuroplasticidad es que nuestro cerebro puede reestructurarse a sí mismo a través de la experiencia. Un ejemplo de este concepto lo podemos ver en los cerebros de las personas nacidas ciegas de nacimiento en las que, a menudo, las partes de la corteza responsables de la visión “son tomadas” por otras áreas sensoriales como el olfato o el tacto. Es como si el cerebro se reorganizase para reutilizar todo su potencial. En palabras de Daniel Siegel, Psiquiatra de la Universidad de California en los Ángeles (UCLA), el mindfulness crea lo que él denomina “flexibilidad de respuesta”, la capacidad de crear una pausa entre el estímulo y la respuesta.

En un estudio publicado por el Hospital General de Massachusetts en 2011 se muestra como la participación en un programa de meditación de 8 semanas genera cambios medibles en las áreas cerebrales responsables de los procesos de atención, memoria, autoconciencia, empatía y estrés.

Actualmente cada vez es más frecuente vivir en entornos laborales más competitivos, con agendas imposibles, horarios interminables y, en ocasiones, ambientes emocionalmente tóxicos. Si a esto añadimos las presiones que nos imponemos en nuestro ámbito personal por tener un buen aspecto físico, ser un buen padre/madre o atender a nuestros compromisos sociales, todo ello ha convertido el estrés en una epidemia de nuestra época.

Introducir poco a poco el hábito de meditar entre nuestras actividades diarias tiene un doble beneficio, por un lado, aumenta el bienestar y la gestión de las emociones en los individuos y, por otro, las empresas se ven beneficiadas por una reducción de las bajas por depresión, ansiedad y estrés. En definitiva, una herramienta que aumenta la felicidad de las personas y los beneficios de las empresas y la sociedad.

Es necesario contar con especialistas ya que no cabe duda de que la reducción del estrés es una gran fuente de felicidad para las personas por lo que cada día se necesitan más especialistas en este campo que puedan aplicar la Neurofelicidad resultante de la práctica  del mindfulness a los ámbitos de la salud y al ámbito laboral.

 

Puedes formarte en los siguientes cursos de Postgrado de la Universidad de Valencia:

Máster en Neurofelicidad Aplicada

Título de Experto en Neurofelicidad Aplicada al ámbito de la Salud

 

Referencias:

Hölzela, BK., Carmodyc, J., Vangela, M., Congletona, C., Yerramsettia, SM., Garda, T., and Lazara SW. (2011). Mindfulness practice leads to increases in regional brain gray matter densityPsychiatry Research: Neuroimaging 191(1, 30): 36-43

Siegel D. Mindfulness Is Self-Directed Neuroplasticity. http://www.theemotionmachine.com/mindfulness-and-neuroplasticity

 

Manuela Martínez-Ortiz
Acerca de Manuela Martínez-Ortiz 48 Articles
Es un placer darte la bienvenida a mi página web en la que voy a compartir información sobre Neurofelicidad y sus aplicaciones en diferentes ámbitos de nuestra sociedad como son el ámbito de la salud, el escolar, el laboral, y el económico, entre otros. Soy Doctora en Medicina y Cirugía y Catedrática de Psicobiología en la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia. Durante muchos años he trabajado en Neurocriminología, tanto en la biología de la conducta violenta como en las consecuencias que ser víctima de violencia tiene en la salud de las personas.

2 comentarios en Neurofelicidad aplicada: Reducir el estrés practicando mindfulness

    • Muchas gracias, Helen, por darte cuenta del error en la palabra Coach.
      Ya lo he corregido

      Un saludo afectuoso,

      Manuela Martinez Ortiz

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.